Sed

Transito tus lagunas blandas
bebo sus grados de aspereza
vivo en los lindes de tu río
bordeando el malecón,
vengo,
sediento del lodo y agua
de otro pasado ribereño.

Rebaño la sombra
de tus párpados
el sabor de las piedras
pegadas a tu pelo,
despierto
sediento del día que no llega,
quiero mojarme en tu cintura
rebasar los lindes de tu orilla,
vengo sediento de otro lado
a rebesar el pasado de tus ojos
a imaginar que me quisiste
muy por encima de tu labios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s