Tierra mojada

Llueve,
extrañas criaturas
se desprenden en cascada,
fantasmas goteantes
de tu tumba hasta
mis ojos.
¿Dónde están los tuyos?
¿Cuándo se perdieron?
Llovía fuera
y colgando de tu cuello,
más allá del cristal
y la ventana
aspirábamos juntos
la tierra mojada.
Yo miraba muy cerca
tu mejilla perlada,
tu vientre y el agua,
pero
las gotas borraban
tus ojos llovidos
y derramaban despacio
el horizonte en los míos.

Busco tu nombre
en la lluvia,
tu alma helada en el rocío,
tu voz en las nubes partidas.
Llueve,
y pedazos de tus ojos
caen
rotundos a mis pies,
las nubes aúllan,
se cierra la noche,
resuena tu amor.
Sé que quieres que sonría
sobre la tierra mojada
entre el agua y el cielo
del tiempo robado,
pero algo resuena
que parece tu nombre
al aire del mío.
En la humedad reblandecida del invierno
mis sienes aún palpitan con las tuyas,
es posible,
es posible que te quiera tanto
que la lluvia y tú seáis ya lo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s