Brecha

De entre todas las rarezas
que ni se sufren ni piensan
he encontrado algunas mías
síntomas y manías
descalabros cotidianos
del plasma de los días
rotando en diacronía
de repeticiones y faltas
en el pecho subconsciente
que no se prende
ni piensa
que no habla ni concreta
el pesar de su raíz,
que solo
cuartea y florece
las heridas abiertas
de sus gusanos más voraces.
Neurosis y fugas
olvidos y síntomas
mucho de insomnio
y de pastillas,
bajo la incógnita imposible
de la repetición
y el laberinto
resulta que
todas las fugas son
retorno o enjambre
tachaduras y persistencias
sobre la caligrafía
torcida del presente.
Dónde quiera que
no estemos
empezamos a intuirnos,
elipsis grave
cabal matriz de lo sublime
que tuerces tus ojos entornados
antes de mirarme,
no olvides mientras viva
nunca mi deseo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s