Despertar

Amanece
la esperanza se deforma
hasta la mueca
y entonces algo
inesperado
sucede
y la vigilia
oceánica se amarra
sedienta
a otro futuro
entremezclado
y nuevo
hecho
de remiendos
sin esperas
ni proyectos.

Ha saltado
sin voz
el empedrado
el tiempo
se ha hecho sordo
y fortaleza.
El absurdo,
ahora lo sé,
será sobrellevarte
partiéndome los labios
sin acuse de recibo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s