Barco Fantasma

Ánforas vacías
bodega saqueada
velas mordidas
timón rodante
sobre mapas arrugados
y en la cubierta
un solo tripulante
que habla con cadáveres
y con la voz profunda
del mar paralizado,
un hombre
que ya escucha ecos de otras partes
que prefirió en algún momento
olvidar su nombre y su viaje
en un lugar del camarote
y plegar el corazón
entre astillas de gaviota.

Sobre ese horizonte tan plano
hay un tripulante
que ha dejado de remar
que ya no espera el viento
ni la espuma de las olas.
Así es un barco fantasma
errante e invisible
retrocedido y clavado
con un solo y cansado tripulante
en mitad de ningún sitio
sin querer ya ningún puerto
sol sed y sal
en la boca carcomida
tan hambriento que
solo come de su hambre
pasan
noches como días
días como noches
esperando por fin
que no suceda nada,
ese cuerpo torpe
ya no sabría qué hacer
con sus ojos
si algo
si algo sucediera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s