Tierras

Duerme la acequia
y la fosa
la raíz incendiaria
de la primavera
se enreda
en tus cabellos
en los quince grados
de este letargo agazapado,
la atmósfera es
ese terreno blando
donde el suelo se retuerce
y ondea
como si los muertos
calibraran las miradas
de tanta raza torpe
de tanta voz ahogada
en su perfume
de tanta ausencia
arrancada de su tierra.

Mira
ven
susurra
a través de este agujero
que mis manos vivas
han cavado para ti
con sus uñas,
aquí se hunden
y renuevan
mis zarpazos
en esta tierra húmeda
y blanda que cae
hasta tus sueños
entre los dedos de los dos.

Escúchate
pronto alcanzará
a tus labios
lo escindido
pronto
no estaremos juntos
la atmósfera trae
ahora el momento
preciso que la separa
de otra primavera
que distraiga,
ven,
acércate
toca
un poco y habla
de esta tierra mojada
que se pronuncia conmigo
entre tus dedos
clavándonos los
dientes del presente,
mírala
pronto
cederá su hueco
al tiempo
y
a la indefinida
consciencia
del absurdo
que la separa
de nosotros
pronto
alcanzarán
tus tierras
otras voces
que me callen,
que no la toquen
nunca
como
la hundimos
hoy
nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s