Una

Una,
por primera vez
ya sois una
todas las mujeres
que he amado y desamado,
ayer el tiempo os plegó
cuando te vi bailar
de espaldas
y pronuncié
con otro nombre
el tuyo
tu pelo negro
tu gesto huidizo
tus ojos grandes
y oscuros
derrotados ya
en plena victoria
sin saberlo.

Fue preciso
equivocarme
entre esos nombres
acuñados de colores
y de lodo,
cuánta cicuta febril
cuánta alegría intensa
y cínica
me han dado.
Fue preciso
tenerte cerca ayer
para saberlo,
esos inmensos charcos
cenagosos
esos ojos
brillantes y enlutados
en los que quiero proyectarme
serán siempre los mismos.

Una
ya sois
una,
quizás siempre
lo fuisteis
y era preciso
perder
la juventud
para saberlo.

Anuncios

Un pensamiento en “Una

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s