Soles de Marzo

Naranja y piedra
tendidas
sobre un cielo
terroso de jazmín,
tu voz
anega el agua
y rompe cristales
en mi boca,
están
los pechos
desplegados,
están
los soles
cayéndose
a pedazos.

Guardo el nervio
y la vigilia,
ato el escudo
a manos rotas,
ensillo
letras lentas
a tu rostro
que se nubla
en cielos neptuno
y nubes blancas
que no puedo ganar.

El calendario
era de cuero
y corta a fuego
la carne agazapada
de otro marzo
mientras tú
proyectas tu ser
hacia adelante
y te intentas
dar alcance
siempre
muy lejos
de mis manos.

En pie,
mejor no dormir
cuando no se puede
descansar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s