Lejos de casa

Déjame conocer tus carencias
las ansías de esa clara sed
que te devora
el impulso de esa angustia
que te astilla
y que amaina blanda en tu dolor
quiero
viajar contigo a las esperas
conocer la rutina de tus días
quiero adivinar el deseo que te mueve
que te despierta y sacude a cada paso
en los caminos torcidos
que nos quedan
aquí lejos de casa
aquí lejos del cielo

bajo la piel de tus pupilas
quiero ver calmados
otra vez
tus ojos negros y afilados
para poder decirte:

no hay retorno
a casa
y en la reverberante estela
que se pierde
quiero
darte el paso de una orilla
que puedas tocar bajo la carne.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s