Lobo

Rompe con fuerza
otra vez
el agua fresca,
la lluvia cae
a fuego lento hasta tus labios
forma charcos
en la corteza destemplada
del pasado.

Tú miras
la luz y las fachadas
la lluvia rompe arriba
en el metálico portal que nos resguarda
rompe en deslunados y capós
y muestra
tu llama blanca
tu pelo oscuro y empapado
mientras
tus dedos inseguros
se devuelven
mudos
hasta el bolsillo y el agua
de los míos

aquí estamos,
por accidente,
en esta noche cualquiera
el tiempo chapotea
sobre
la mirada y el agua
bajo este estruendo líquido
bajo esta tormenta eléctrica
entre el contorno y las fisuras
de los vivos
y
en el fondo sin tierra
de tu océano.

Llueve,
y estás calada
y convencida
de que eres una chica
solitaria,
una loba de Hesse,
de veras lo estás.

Pero


esperas
a que amaine

y
yo,
no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s