Deltas

Llueve,
el agua viaja
y la mirada se hunde
por encima de las tejas

ya ves,
he adquirido la tendencia desviada
de una sonrisa que no daña
que busca lo inesperado en lo previsto
y lo fantástico escondido de los ángulos,
he adquirido la costumbre involuntaria,
debe ser melancolía,
de mirar por un visor acumulado
que envuelve las calles en los tiempos
por una desembocadura acanalada
de capas y más capas superpuestas
en las que puedo hundir las manos
y sentir como deltas en mis dedos
los surcos de paso de un torrente
líquido
que disuelve al tacto su marea

ya ves,
debe ser melancolía,
ahora que no puedo ver tu rostro
puedo tocar nuestro pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s