Temblor

Se había agachado con esfuerzo
rodilla al suelo
al descubrir
una baldosa que había cogido holgura
y cloqueaba bajo sus pies.

La alzó y
lo encontró debajo
pegado a su reverso.

Ahora lo sostenía entre sus manos viejas e inseguras
que temblaban

no sabía qué hacer con aquello

hace tanto que cesó
la búsqueda
que ya no sabía distinguirlo

sus dedos acariciaron despacio
la blanda superficie,
era tan pequeño,
así que se lo acercó al rostro
para sentir su calor
y hacerlo ilimitado.

Lo había encontrado,
pero era viejo y casi ciego.
Recordó con su tacto torpe
cómo era bordear el jazmín
y escuchar
el incesante oleaje
que rompía tan adentro
del deseo.

¿qué hacía allí
entre sus manos
ese pequeño sol
incierto
que ardía
entre sus dedos?

¿por qué?

¿por qué lo dejo allí
debajo de esa baldosa
hace tanto tiempo?

¿por qué apareció
eso
veinte años después
de haberse ido?

cuando había llamado
con su nombre
a tantas cosas.

Anuncios

2 pensamientos en “Temblor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s